17 Otra vez un pronombre

Era otra ve el Conejo Blanco que volvía saltando poco a poco y mirando ansiosamente a uno y otro lado como si estuviera buscando algo. Alicia oyó que mascullaba para sus adentros: ¡Ay la Duquesa! ¡La Duquesa! ¡Por vida de mis queridas patitas! Hay de mi piel y de mis bigotes! Estoy tan seguro que me mandará ejecutar como de que los grillos son grillos! ¡Dónde diablos puedo haberlos dejado caer! ¡dónde, dónde!” …

¿Ya sabes lo que está buscando el Conejo Blanco? Dice “… dónde diablos puedo haberlos…” El pronombre “los” se está refiriendo a lo que no encuentra. Y según tú, ¿qué es lo que no encuentra? ¿Estás seguro? ¿Cómo de seguro? ¿Tan seguro como de que los grillos son grillos? ¿Cómo de seguro?

 

Imprimir

Un comentario en “17 Otra vez un pronombre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>