67 Reprimir no sé qué es

Tienes suerte de que no sabes qué es reprimir. Vives en libertad. Pero en Alicia, en plena declaración del Sombrerero, en medio del juicio por la desaparición de las tartas, pasa esto:

El desgraciado Sombrerero dejó caer la taza de té y el pan con mantequilla, y cayó de rodillas.
—Soy un pobre hombre, Majestad —empezó.
—Lo que eres es un pobre orador —dijo sarcástico el Rey.
Al llegar a este punto uno de los conejillos de indias empezó a aplaudir, y fue inmediatamente reprimido por los ujieres de la corte.
(Como eso de «reprimir» puede resultar difícil de entender, voy a explicar con exactitud lo que pasó.
Los ujieres tenían un gran saco de lona, cuya boca se cerraba con una cuerda: dentro de este saco metieron al conejillo de indias, la cabeza por delante, y después se sentaron encima).

Para reprimir al conejillo de indias han usando un método bastante llamativo y estruendoso. Quizás tú podrías sugerir otros métodos alternativos que sirviesen para reprimirle con menos violencia y de una forma más divertida. Podrían llevarselo a dar un paseo, o ofrecerle algo de beber y así estaría ocupado y no molestaría, quizás dejarle pintar durante un rato serviría para calmarle, et.

¿Qué propones tú para reprimir a este conejillo de indias al que le ha tocado el papel de conejillo de indias?

Un comentario en “67 Reprimir no sé qué es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>