54 Recordando la escuela ideal y sus cosas

Es de pura lógica que Alicia conozca una escuela ideal metida como anda en este país de maravillas. Y se la explica esta tortuga que ya no sabemos si es falsa, antigua, artificial, normal, actual, … ¿Si yo te contara?

—Yo no tuve ocasión de aprender —dijo la Falsa Tortuga con un suspiro—.
Sólo asistí a las clases normales.
—¿Y cuales eran esos? —preguntó Alicia interesada.
—Nos enseñaban a beber y a escupir, naturalmente.
Y luego, las diversas materias de la aritmética: a saber, fumar, reptar, feificar y sobre todo la dimisión.
—Jamás oí hablar de feificar —respondió Alicia.
El Grifo se alzó sobre dos patas, muy asombrado:
—¡Cómo! ¿Nunca aprendiste a feificar?
Por lo menos sabrás lo que significa “embellecer”.
—Pues… eso sí, quiere decir hacer algo más bello de lo que es.
—Pues —respondió el Grifo triunfalmente-, si no sabes ahora lo que quiere decir feificar es que estás completamente tonta.
Con lo cual cerró la boca a Alicia, la que ya no se atrevió a seguir preguntando lo que significaban las cosas.
Dijo a la Falsa Tortuga:
—¿Qué otras cosas aprendías allí?
—Pues aprendía Histeria, histeria antigua y moderna. También Mareografía, y dibujo.
El profesor era un congrio que venía a darnos clase una vez por semana y que nos enseñó eso, más otras cosas, como la tintura al boleo.
—¿Y eso qué es? —preguntó Alicia.
—No puedo hacerte una demostración, ya que ahora estoy muy baja de forma—respondió la Falsa Tortuga.
Y el Grifo, como él mismo podrá decirte, nunca aprendió a tintar al boleo.
—Nunca tuve tiempo suficiente —se excusó el Grifo.
—Pero sí que iba a las clases de Letras. Y teníamos un maestro que era un gran maestro, un viejo cangrejo. —Nunca fui a sus clases —dijo la Falsa Tortuga lloriqueando—, dicen que enseñaba patín y riego.

Con el paso del tiempo la imaginación y la realidad se nos mezclan. Es lo que pasa en esta conversación sobre las clases, los horarios, las fiestas, las asignaturas, los profes, los recreos, las vacaciones, …

Tienes que contar lo que recuerdas que era más maravilloso cuando ibas a cursos anteriores. Hay que hacer un poco de memoria y un mucho de imaginación. Puede haber algo de cierto en lo que nos cuentes pero también mucho de inventado o deseado. A ver cómo te feificas en lo que nos cuentes, ¿vale?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>