51 Una de dos, jugar con las disyuntivas

Una de dos, una de las dos, no las dos, sólo una de ellas. ¿Se entiende? ¿No? Espera a que te lo diga la Reina:

—Ahora vamos a dejar las cosas bien claras rugió la Reina, dando una patada en el suelo mientras hablaba—: ¡Os desvanecéis de aquí en cuerpo y alma ó perdéis la cabeza! ¡Y en menos que canta un gallo!
¡Elige!
La Duquesa eligió, y desapareció a toda prisa.

Parece que la Duquesa ha escogido rápidamente entre una de las dos cosas que la ha ofrecido la Reina.

¿Y tú? O escribes rápidamente una disyuntiva entre dos opciones igualmente interesantes o pasaremos al siguiente compañero. ¡Elige!

Un comentario en “51 Una de dos, jugar con las disyuntivas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>