48 Tu mazo de croquet se maneja así

Tienes que escoger un buen mazo para el croquet. Una buena partida requiere que tengas un buen mazo. Y que sepas usarlo adecuadamente. Alicia lo hace muy bien:

Alicia pensó que no había visto un campo de croquet tan raro como aquél en toda su vida.
Estaba lleno de montículos y de surcos.
Las bolas eran erizos vivos, los mazos eran flamencos vivos, y los soldados tenían que doblarse y ponerse a cuatro patas para formar los aros.
La dificultad más grave con que Alicia se encontró al principio fue manejar a su flamenco.
Logró dominar al pajarraco metiéndoselo debajo del brazo, con las patas colgando detrás, pero casi siempre, cuando había logrado enderezarle el largo cuello y estaba a punto de darle un buen golpe al erizo con la cabeza del flamenco, éste torcía el cuello y la miraba derechamente a los ojos con tanta extrañeza, que Alicia no podía contener la risa.
Y cuando le había vuelto a bajar la cabeza y estaba dispuesta a empezar de nuevo, era muy irritante descubrir que el erizo se había desenroscado y se alejaba arrastrándose.

A ver cómo te las ingenias para escoger un buen animal que te sirva como mazo de de croquet. ¿Qué problemas tienes para manejarlo? Escoger mazo y explicar cómo te las apañas para manejarlo. ¿Queda claro?

Un comentario en “48 Tu mazo de croquet se maneja así

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>